29 Abr

¿Cómo es la cirugía de cáncer de colon?

Para nadie es secreto que las cirugías son uno de los tratamientos más importantes y efectivos a la hora de tratar un tumor. Especialmente cuando se trata de un cáncer de colon en etapa media o temprana. Uno cuyos tipos de operación varían dependiendo de la gravedad de la enfermedad. Por lo cual, te contaremos todo lo que debes saber sobre la cirugía de cáncer de colon.

Una vez que se diagnostica el tumor, el médico recomendará la realización pruebas, en pro de determinar la gravedad o extensión de la enfermedad. De esa forma, optando por el curso de acción los tratamientos que se cree, serás más eficaces para su erradicación. Sin embargo, existen algunos casos, en los que la etapa del tumor no se determina sino hasta después de la operación.

También debemos mencionar que cualquier tipo de cirugía, deberá realizarse con un colon limpio y totalmente vacío. Esto sin olvidar que el paciente requería de una dieta estricta, pautada para las fechas previas a la operación. Además del uso de laxante y enemas para limpiar completamente las presentes dentro del órgano. Para así evitar cualquier posible infección o complicación posterior a la cirugía.

Tratamiento para el cáncer de colon de etapa temprana

Al tratarse de un cáncer de colon pequeño o en etapa temprana, es normal que el personal médico adopte medidas menos severas. Esto tomando en cuenta si está disperso a lo largo del órgano o si se trata de un pequeño pólipo en una ubicación determinada. En caso de este último, lo más probable es que se realice una colonoscopia. Básicamente, insertando un tubo flexible por el recto con el fin del extirparlo, llevando una cámara en la punta para facilitar su utilización.

Por otro parte, si se trata de un tumor más grande de lo normal, es inevitable la implementación de herramientas especializadas. De esta forma, facilitando la extirpación del pólipo. Así como de una pequeña cantidad del revestimiento normal del órgano, de ahí el nombre de resección endoscópica de mucosa.

Otra de las opciones es la realización de una cirugía mínimamente invasiva; caracterizada como una incisión abdominal pequeña, para así facilitar el proceso de recuperación del paciente. En este sentido, extirpando los pólipos de una forma que no es posible durante la colonoscopia. Mediante la utilización de instrumentos con cámaras para mejorar la visualización del colon.

Tratamiento del cáncer de colon en etapa media

En caso de que el cáncer logró atravesar el colon, será necesaria una cirugía abierta, siendo el tratamiento más común al tratarse de esta enfermedad. En resumen, realizando una incisión abdominal, destinada a extraer completamente la parte del colon donde está ubicado el tumor. Así como una fracción del tejido normal de la zona alrededor del mismo. Al mismo tiempo que se extirpan los ganglios linfáticos, para así analizarlos en busca de restos del cáncer.

No obstante, al no poderse conectar nuevamente las partes saludables del colon, es preciso la realización de una ostomía. Básicamente, para permitir la eliminación de heces y orina del cuerpo, a través de una apertura creada en el abdomen. Esta puede ser tanto temporal –hasta que finalice la recuperación de colon–, como también  permanente, al menos en algunos casos.

Tratamiento del cáncer de colon avanzado

Una vez que el cáncer se encuentra muy avanzado y la salud comienza a mermar, el equipo médico procederá con una de las operaciones ya mencionadas. Sin embargo, en este punto ya no servirá para la erradicación del cáncer, sino más bien para aliviar la obstrucción y prevenir futuras complicaciones.

De esta forma, brindando un mejor paso a la quimioterapiaaunque igualmente puede realizarse después de la misma–. Posteriormente, utilizando medicamentos para destruir cualquier célula cancerosa. Un tratamiento que puede extenderse durante varios meses e incluso por un par años. Sin mencionar que también es posible combinarlo con la radioterapia.

En este sentido, utilizando fuertes de energías como rayos X o protones, aumentando así la eficacia del tratamiento, en pro de destruir las células cancerosas. Asimismo, es posible utilizarlo para aliviar los síntomas del cáncer de colon; tales como el dolor e incluso en algunos, facilita su extirpación a través de la cirugía.

Después de la cirugía de cáncer de colon

Como mencionamos anteriormente, la mayoría de las pruebas tomarán una muestra de los ganglios linfáticos. Para así analizar y determinar si el cáncer de colon se eliminó correctamente. Por lo cual deberás esperar durante cinco o más días en el hospital. No solamente para garantizar que el tumor ya no es un peligro, sino también para acelerar su recuperación.

Durante esta estaría, el equipo médico se encargará de proveerte asistencia, así como comida y líquidos necesarios. Además de ayudarte con el ejercicio recomendado para tu recuperación. D esa forma, asegurándose de que no se presenten complicaciones y reduciendo enormemente tu tiempo dentro del hospital.