14 Abr

Información y comunicación: claves en pacientes con cáncer de colon

Tras el diagnóstico, llega un periodo delicado para el paciente con cáncer de colon. A la necesidad de asumir la enfermedad se une, en muchos casos, el deseo de conocer cuál será su evolución y el tratamiento. El inconveniente surge cuando esa información se busca por vías no adecuadas.

Internet se ha convertido en los últimos años en una fuente de datos inagotable. Pero cuando se trata de pacientes con cáncer de colon o cualquier otra patología seria, es importante tener en cuenta que la información que realmente debe importar es la del profesional que trata al enfermo. No hay que olvidar tampoco el papel que juegan asociaciones de pacientes y grupos de apoyo.

Información y cáncer de colon

La comunicación del paciente de cáncer de colon con su oncólogo, con su familia o con las personas de su entorno juega un papel fundamental. La información es un factor clave para la forma en la que el enfermo afronta todo el proceso. Contar con datos fiables mejora la comprensión tanto del diagnóstico como del tratamiento. Mientras, ser capaz de comunicarse con los demás alivia la angustia que provoca la enfermedad.

Los especialistas señalan que aquellos pacientes que reciben información clara reducen los niveles de ansiedad y las dudas respecto a lo que es y supone padecer cáncer de colon. No solo eso, sino que también participan de forma más activa en la toma de decisiones respecto a tratamientos y pruebas a los que deben enfrentarse y les ayuda a manifestar miedos o preocupaciones.

Conviene tener presente, por otro lado, que pasado el primer impacto que supone el diagnóstico del cáncer de colon, las inquietudes se multiplicarán. Por eso, es importante que esa comunicación sea estrecha y fluya en las dos direcciones entre el médico y la persona que padece cáncer de colon.

El oncólogo tiene la responsabilidad de proporcionar la información que demande el paciente de una forma clara, concisa y fácilmente comprensible. Pero quien padece cáncer de colon también ha de poner de su parte y ser capaz de exponer todo lo que le ocurre, por poco importante que pueda parecerle. De hecho, cuanta más información tenga el médico, mejor podrá tratar al paciente.

Por lo tanto, el proceso de comunicación médico-paciente es esencial, pero en ocasiones también es complicado por el estado emocional del propio paciente. Por ese motivo es importante la implicación de las personas más cercanas al enfermo. Son ellas las que en un momento dado pueden ser ese apoyo imprescindible para afrontar la nueva situación.

El papel de las asociaciones de pacientes

Las asociaciones también son importantes. Para un paciente con cáncer de colon puede ser complicado sincerarse, expresar sus miedos o incertidumbres con sus seres queridos. Y estos, a veces de manera bienintencionada, no saben cómo afrontar el proceso de la enfermedad de su familiar.

En ese sentido, asociaciones especializadas como EuropaColon España pueden brindar el apoyo que tanto los pacientes de cáncer de colon como sus familiares necesitan. En primer lugar, porque son una fuente de información válida, proporcionada tanto por profesionales como por personas que ya han pasado por el proceso de la enfermedad.

Son precisamente estas personas quienes pueden ofrecer un apoyo emocional imprescindible a pacientes con cáncer de colon. La experiencia de cada paciente es distinta, pero sus vivencias pueden servir de guía a aquellos que acaban de ser diagnosticados o que necesitan información de primera mano para comprender el proceso de la enfermedad.

En cualquiera de los casos, para quien sufre un cáncer de colon es fundamental mantenerse bien informado y activo, y en ambas cuestiones las asociaciones de paciente pueden desempeñar un papel básico. La posibilidad de mantener un canal de comunicación siempre abierto y siempre dispuesto a prestar ayuda es, para muchos, un apoyo fundamental.

Para personas que padecen cáncer de colon y para sus familiares, EuropaColon España quiere ser ese punto de encuentro y de apoyo imprescindible. Y siempre con un objetivo: ayudar a comprender la enfermedad y a sensibilizar sobre ella, su prevención y su tratamiento.