07 Dic

¿Cómo debes prepararte para la colonoscopia?

La colonoscopia es un examen necesario para diagnosticar problemas relacionados con el intestino grueso. La preparación para esta consulta es fundamental para que se realice correctamente. Esto incluye ciertos hábitos que deben seguirse durante los días previos, en especial los tipos de alimentos que puedes ingerir. Continúa leyendo si deseas conocer cómo debes prepararte para esta prueba.

Mediante la colonoscopia, se puede diagnosticar diferentes enfermedades relacionadas con el intestino grueso. Éste se encarga de convertir en desecho aquellos restos de alimentos que no fueron absorbidos durante la digestión.  A través de esta prueba, el médico podrá detectar alguna anomalía y prevenir el desarrollo de enfermedades en esta parte del cuerpo.

¿Qué es la colonoscopia?

Se denomina de esta manera al examen que se realiza en el intestino grueso, también conocido como colon. Dicha prueba médica se realiza mediante la exploración de esta cavidad. El objetivo principal es el de detectar posibles enfermedades y problemas que se encuentren presentes en él. La exploración se realiza gracias a un aparato conocido como colonoscopio.

Este instrumento se trata de un tubo hecho de un material flexible, el cual mide alrededor de 150 cm de largo y tiene 1 cm de diámetro. Este artefacto posee incorporada una micro cámara, la cual permite observar las paredes internas del intestino grueso. También puede ser utilizado para realizar tratamientos, extirpar pólipos, obtener muestras del tejido, o retirar tumores cancerígenos.

La preparación lo es todo

La colonoscopia suele realizarse en un consultorio, también en una clínica. Lo importante es que te encuentres preparado para ese momento. Esto quiere decir que tu colon debe hallarse lo más limpio posible antes de someterse a este examen. De esta manera, el especialista podrá observar adecuadamente cualquier anomalía. El médico te indicará cómo debes prepararte. Ten en cuenta lo siguiente:

Suspende los medicamentos

Debes tener a la mano la lista de medicamentos que sueles tomar. Esto incluye vitaminas, suplementos, recetas naturistas, etc. De igual forma, es importante que le comuniques a tu especialista cualquier alergia a fármacos, o cualquier otra afección médica que tengas. Todo es relevante. Es probable que si recibes alguna medicación, debas suspenderla durante unos días previos a la colonoscopia.

Alimentación baja en residuos

Al menos 3 o 2 días antes, es importante eliminar la producción de heces. Por ello, es necesario que suspendas de tu dieta todo tipo de alimentos sólidos o que dejen residuos. Dentro de los productos que están prohibidos, se encuentran: lácteos completos, pescados azules, postres, pasteles, chocolates, legumbres y verduras, quesos, frutas, y frutos secos. Los líquidos en cambio, están permitidos.

Evita totalmente los sólidos

Alrededor de 24 horas antes del examen, deberás comenzar una dieta basada en líquidos. Es importante evitar los alimentos sólidos al menos 3 o 4 horas antes de la limpieza que se debe realizar. Durante este periodo solamente estará permitido los denominados líquidos claros. Estos son el agua, caldos filtrados, jugos de frutas colados, infusiones, tés, y bebidas refrescantes.

Realiza la limpieza

El día previo al examen será el momento de realizar una limpieza. Esto se hará a través de un enema o un laxante recetado por el especialista. El laxante suele venir es una presentación en polvo, que se diluye en agua. De esta forma, se acelera el proceso de que el cuerpo pueda deshacerse de los desechos, ya que permitirá que hayan más evacuaciones de las habituales.

Durante la colonoscopia

Este examen tiene una duración de alrededor de 30-60 minutos. Para el procedimiento, será necesario que te coloques la bata y recibas anestesia para evitar el dolor. Al iniciar la prueba, el especialista soplará aire a través del colonoscopio hacia el interior del intestino grueso. De esta manera, el médico podrá observar mejor. En caso de hallar algún pólipo o tejido anormal, se extirpará, o se procederá a tomar una muestra.

Después del procedimiento

Lo más probable es que te sientas somnoliento luego de la prueba. Es importante que evites conducir u operar algún tipo de maquinaria pesada. Lo más conveniente es que descanses el resto del día. De igual forma, es importante que evites alimentos pesados o que produzcan gases. Tales como guisantes, lentejas, repollo, brócoli, gaseosas, huevos o dulces. Esto al menos durante los próximos 3 o 5 días posteriores.

A través de la colonoscopia podrás detectar cualquier problema, enfermedad o anomalía en tu colon y que esté afectando tu salud. Sabemos que existen muchas dudas al respecto de este procedimiento, pero también su importancia para salvar vidas. Es por ello que, la Asociación de pacientes con cáncer colorrectal, Europa Colon España, fomenta su realización para prevenir y diagnosticar a tiempo cualquier indicio de tumores cancerígenos.