21 Feb

Cómo puede ayudarte el deporte en el cáncer de colon

Resulta común pensar que cuando una persona decide hacer deporte lo hace por obtener una mejora física, tal que ganar músculos, pronunciar las piernas o perder algo de barriga. El pensamiento no va mal encaminado aunque no es completo. Lo que el deporte o la práctica de una vida activa pueden conllevar para nuestro organismo va más allá de los aspectos físicos.

El deporte es una actividad general y universal, es decir es aconsejable para todas las personas, todas las edades y en todas las situaciones. Nos aporta beneficios altamente positivos tanto para el cuerpo como para la mente, y en este último caso, en algunos momentos es lo más importante y necesario.

Los profesionales de la medicina nos informan constantemente de la importancia del ejercicio físico para poder tener una vida sana y longeva. Y es que la práctica del deporte nos puede ayudar a prevenir según que enfermedades, como en este caso el cáncer de colon del que a continuación hablaremos; ayudar a sobrellevarlas en caso de padecerlas o a retomar nuestra vida en el caso de haberlas superado. No dudes en consultar a los profesionales o a las asociaciones que trabajan en ello.

El deporte como sinónimo de salud

El sedentarismo o la obesidad son absolutamente contrarios a tener una vida saludable, y en este el deporte puede ayudarnos. La práctica habitual de deporte en la vida diaria o al menos durante varios días a la semana nos permitirá alejarnos de estos dos factores. Ganaremos en condición física pero también reforzaremos nuestra mente activando la memoria, la concentración y la agilidad mental.

Con la práctica asidua del deporte obtendremos ventajas físicas en la presión arterial, fortaleceremos los músculos, tendones, articulaciones y ligamentos, mantendremos una buena densidad ósea, fortaleceremos el sistema cardiovascular y el inmunológico, controlaremos el colesterol y mejoraremos la digestión, y además reduce el riesgo de padecer enfermedades como la diabetes tipo 2 o tipos de cáncer como el cáncer de mama, de pulmón o el cáncer de colon.

Pero a nivel mental, con la liberación de endorfinas conseguiremos una sensación de placer y bienestar natural, con lo que reduciremos los niveles de estrés y ansiedad, mejoraremos la autoestima, contribuiremos a mejorar la memoria y la concentración, y nos mejora el humor. Además, es un excelente aliado para desarrollar habilidades sociales y ampliar nuestra relación con los demás.

El deporte y el cáncer de colon

Los informes médicos nos alertan que el desarrollo de este tipo de cáncer viene derivado en alto porcentaje por los malos hábitos de vida, tales como una dieta inadecuada, problemas como la obesidad y el sedentarismo o la falta de actividad física. Llevar una dieta sana, equilibrada y con el aporte de todos los nutrientes es indispensable para nuestra salud, pero la práctica de algún tipo de deporte puede ayudarnos a prevenir.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que el 35% de las muertes provocadas por el cáncer están íntimamente relacionadas con factores que la actividad física podría evitar: el alto índice de masa corporal, la baja ingesta de frutas y verduras, hábitos como el tabaco o el exceso de sedentarismo. Los estudios continúan afirmando que las personas con una masa corporal recomendable, tienen un 30% menos de incidencia en cáncer como el de mama, colon o pulmón.

Desde la medicina se avisa que un alto porcentaje de casos de cáncer de colon podrían ser prevenidos si desarrolláramos hábitos de vida saludables. Una dieta equilibrada, alta en fibra, y la práctica deportiva podrían ayudarnos. A continuación te damos las claves para que el deporte sea tu aliado contra el cáncer de colon:

  • Aumento de las defensas inmunitarias antitumorales.
  • Disminución del tiempo de las heces en contacto con la mucosidad intestinal.
  • Pérdida de grasa corporal.
  • Estar en movilidad y evitar el sedentarismo.
  • Disminución de la inflamación.
  • Reducción del tiempo gastro-intestinal, lo cual conlleva una disminución del tiempo en el que las mucosas del colon están expuestas a los carcinógenos.

Con la práctica deportiva los estudios hablan de un descenso del riesgo de padecerlo de entre un 40% y un 50%. Es importante compaginar actividades de ocio con las que se puedan realizar en casa, del mismo modo que la intensidad marcará también el ritmo de prevención, aunque es suficiente con una baja intensidad para observar una reducción considerable. Entre los tipos de ejercicios que se pueden practicar están los aeróbicos como caminar a un ritmo moderado-rápido, la natación, el yoga o la bicicleta.

Desde la Asociación Europa Colon atendemos a todos los pacientes con la enfermedad que necesiten asesoramiento, guía o apoyo. Del mismo modo, trabajamos en la prevención de la enfermedad y en la relación con las familias. Ante cualquier necesidad que te surja ponte en contacto con la Asociación Europa de Colon y podremos darte toda la ayuda.